Su navegador no tiene habilitado javascript. Algunas funcionalidades de la página no estarán disponibles.
ACCESO SOCIOS
  Recuperar la contraseña
Inicio > Noticias > La Unión Europea sitúa al Plan de Acción Europeo de la Economía Social como un pilar de la reconstrucción social y económica de la UE

Noticias

La Unión Europea sitúa al Plan de Acción Europeo de la Economía Social como un pilar de la reconstrucción social y económica de la UE

03 06 2020

El Intergrupo de Economía Social del Parlamento Europeo, en una reunión telemática celebrada ayer ante más de 400 personalidades de las instituciones comunitarias, de los Estados miembros y de las entidades de la Economía Social, sitúa al Plan de Acción Europeo para la Economía Social como un pilar de reconstrucción social y económica tras la crisis causada por la pandemia del Covid-19.

•   A través de una reunión del Intergrupo de Economía Social del Parlamento Europeo que congregó a más 400 personalidades de las instituciones comunitarias, de los Estados miembros y de las entidades representativas de la Economía Social.

•   El presidente de Social Economy Europe y de CEPES, Juan Antonio Pedreño, subrayó que pese a los duros momentos que estamos viviendo, es el momento de la Economía Social, como reconocen las instituciones europeas y más de 14 Gobiernos de la Unión Europea, para cimentar un futuro sostenible, inclusivo y de bienestar, en el que nadie se quede atrás.

•   El comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit, precisó la aprobación en el 2021 de  un Plan de Acción Europeo para la Economía Social, encomendado por la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen.

•   La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, anunció que la presidencia española de la Comisión de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo impulsará la promoción de este modelo empresarial en los Estados y las instituciones europeas, apoyará y contribuirá al Plan de Acción y recordó el nombramiento de Toledo como Capital Europea de la Economía Social.

 

Bruselas, 3 de junio de 2020.- El Intergrupo de Economía Social del Parlamento Europeo, en una reunión telemática celebrada ayer ante más de  400 personalidades de las instituciones comunitarias, de los Estados miembros y de las entidades de la Economía Social, sitúan al Plan de Acción Europeo para la Economía Social como un pilar de reconstrucción social y económica tras la crisis causada por la pandemia del Covid-19.

El Comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit, precisó en este encuentro la aprobación en 2021 de un ambicioso Plan de Acción para la Economía Social, encomendado por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Además, Schmit recordó cómo las organizaciones y empresas de este modelo empresarial están en primera línea en la lucha contra la pandemia, prestando ayuda y cobertura a los colectivos más desfavorables. El comisario también destacó su compromiso para que todas las medidas económicas y sociales aprobadas por las instituciones europeas se apliquen a la Economía Social.

 

Hoja de ruta

El presidente de ‘Social Economy Europe’ (SEE) y de CEPES, Juan Antonio Pedreño, subrayó que “pese a los duros momentos que estamos viviendo, las instituciones europeas reconocen y apuestan por desarrollar una hoja de ruta para la Economía Social, que representa el 8% del PIB de la Unión, con el objetivo de cimentar un futuro sostenible, inclusivo y de bienestar, en el que nadie se quede atrás”.

Pedreño precisó la necesidad de “promover la Economía Social en Europa como palanca para la reindustrialización y la recuperación económica y social”. En este sentido destacó el “fomento del emprendimiento colectivo como motor para la reindustrialización de Europa”. Por ello, pidió “apostar por nuestro capital humano, acompañando y animando a los más jóvenes a desarrollar proyectos estratégicos emprendiendo de forma colectiva,  una forma mucho más resiliente que el individual. El empleo autónomo es importante, pero no es la solución, es menos resiliente a la crisis”. Además, solicitó “planes para fomentar y ayudar a los emprendedores colectivos en toda Europa a través de marcos jurídicos e institucionales adecuados”.

El presidente de SEE y CEPES recordó que “En Europa las ‘startups’ de hoy que serán las grandes empresas del futuro, son en su mayoría cooperativas”, a la vez que reveló “la existencia de un movimiento social protagonizado por muchos jóvenes que se alinean con los valores de la Economía social, por lo que hay que ayudarles a emprender de manera colectiva”.

Pedreño también reclamó “favorecer una mayor utilización de instrumentos como la transferencia de empresas a los trabajadores, para salvar empresas y puestos de trabajo en toda Europa, como ocurrió en la anterior crisis. Este instrumento más o menos común en países como España, Italia o Francia, aunque en todos ellos queda camino por recorrer, no existe en la gran mayoría de países de Europa”.

Además, Pedreño señaló la necesidad de identificar a la Economía social como vector para una economía verde. En este sentido, indicó la promoción de iniciativas fundamentales para la transición ecológica, como las cooperativas de energías renovables que ya son más de 1.500 en toda Europa, fomentar el papel de la Economía Social en la Economía Circular, principalmente a través de empresas de inserción dedicadas a la reutilización, la reparación y el reciclaje. Sin olvidarnos de elementos clave como la vivienda –a través del papel clave de las cooperativas– o la agricultura sostenible.

El presidente de SEE y CEPES también destacó que “es necesario fomentar e impulsar la digitalización de las empresas y entidades de la Economía Social: no hay ninguna duda de que el futuro es digital, esta crisis además nos lo ha anticipado aún más, pero también debe ser justo, inclusivo, democrático y con empleo de calidad”. Pedreño concluyó afirmando que “este es el momento de Europa y también es el momento de la Economia Social”.

 

Yolanda Díaz: “Toledo, Capital Europea de la Economía Social”

Por su parte, la ministra de Trabajo y Economía Social del Gobierno de España, Yolanda Díaz, recordó el reciente nombramiento de Toledo como Capital Europea de la Economía Social. “La ciudad de las Tres Culturas, ejemplo de la tolerancia y el diálogo que, hoy más que nunca, se muestran imprescindibles”, afirmó.

La ministra subrayó que “concebimos la Economía Social como un motor de cambio respetuoso con las personas y con el medioambiente y como una palanca para la reconstrucción económica y social” “ La Economía Social lleva en su ADN las claves para la recuperación”. Por ello, añadió que la presidencia española de la Comisión de Seguimiento de la Declaración de Luxemburgo impulsará “la promoción de la Economía Social por parte de los Estados miembros y de las instituciones europea”.

La ministra también comentó “la apuesta por la innovación social que realizan las empresas de Economía Social”, “que ponen a las personas en su centro”, así como su impacto al desarrollo sostenible, por el enraizamiento en su territorio, que las hace menos propensas a la deslocalización, lo cual revierte en fijar población y combatir la despoblación”.

Durante su intervención Diaz expuso los seis ejes de trabajo sobre los que va a trabajar la presidencia de España en el Comité de Monitoreo de la Declaración de Luxemburgo. Unos ejes que a su vez contemplan medidas que potenciarán y desarrollarán la Economía Social a nivel europeo y además tienen como reto que se unan a este Comité más países de la Unión Europea,

La italiana Patrizia Toia, eurodiputada de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, subrayó cómo la Economía Social debe ser una herramienta clave en la salida de la crisis” porque “no solo crean beneficios, sino también valores” como la igualdad y el compromiso con el territorio. Por este motivo, subrayó la importancia de desarrollar este modelo empresarial a todos los países de la UE. Por este motivo, anunció “abrir cuantas ventajas sean posible” en las instituciones europeas a la Economía Social.

La necesidad de desarrollar un Plan de Acción europeo para la Economía Social, estableciendo cambios normativos para potenciar a las empresas y disminuir la burocracia, fue uno de los principales temas que subrayó el alemán Sven Giegold, de los Verdes/Alianza Libre Europea.

La Subsecretaria de Estado del Ministerio de Trabajo y Política de Italia, Francesca Puglisi, afirmó que los Estados y la Unión Europea “deben intervenir en la Economía Social”, especialmente en este momento en el que es necesario salir de la crisis causada por el Covid-19 y “reconocer el papel fundamental que desarrollará la Economía Social” en los planes de reconstrucción.

Puglisi indicó que “es preciso desarrollar una normativa que recoja la Economía Social y la revalorice”, a la vez de “desarrollar incentivos fiscales e iniciativas que contribuyan al desarrollo de este modelo empresarial, como una nueva vía de cohesión de Europa.

 

Apoyo  de los grupos políticos de la Eurocámara

Los portavoces de los principales grupos políticos del Parlamento Europeo en el Intergrupo coincidieron en precisar el papel de la Economía Social en los planes de reconstrucción.

El eurodiputado español Leopoldo López, del Grupo Popular Europeo, precisó que la “Economía Social está llamada a jugar un papel fundamental en la reactivación de nuestro continente tras la crisis”. Para ello, coincidió con el presidente de SEE y CEPES de apoyar al emprendimiento colectivo “porque sus empresas nunca se deslocalizan y las afecta en menor medida la crisis por su mayor resiliencia”. Además, destacó que “la Economía Social es un aliado de las administraciones públicas” para fomentar, de manera inclusiva, el desarrollo económico y social.

La presidenta del Intergrupo, la luxemburguesa Monica Semedo, afirmó que “el confinamiento nos ha afectado a todos, pero sus impactos desiguales, y las empresas de la Economía Social deben ser una parte importante de la recuperación. No nos podemos dejar en el camino a los más vulnerables”.

“Las empresas de Economía Social”, añadió Semedo, “tienen que mejorar nuestras sociedades, hacerla más ecológica y con mejores empleos”, a la vez que destacó su contribución a la igualdad de oportunidades.

Por su parte, la francesa Manon Aubry, del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica, señaló que “de esta crisis vamos a salir más fuertes”, a la vez que valoró “el ADN de la Economía Social, que nos permitirá, por sus valores, cambiar la relación que hemos tenido con el sector económico”. Por ello, solicitó “garantizar que en el futuro se escuche la voz de la Economía Social” dentro de las instituciones y estados de la UE.

 

Ejemplos de las regiones europeas

En la reunión del Intergrupo también se celebró un debate en la que se constató el impacto de la Economía Social en las regiones. En ella, el Consejero de Empleo, Investigación y Universidades de la Región de Murcia, Miguel Motas Guzmán, expuso el papel relevante que tiene la Economía Social en esta región, haciendo hincapié en la fortaleza en la creación y mantenimiento del empleo en las zonas rurales, así como en la puesta en marcha de transformaciones empresariales de empresas mercantiles en empresas de Economía Social. Motas puntualizó “que hay muchas razones por la que un Gobierno debe apostar por este modelo empresarial presente en todos los sectores económicos“. Durante su intervención puso en valor el peso fundamental del cooperativismo de enseñanza, que supone el 50% de la enseñanza concertada.  

También participaron los ministros del Gobierno de la región de Bruselas, Bernard Clerfaytel y Barbara Trachte, o el Director General del Centro Regional para la Política Social de la Región de Pomerania del Este, Shivan Fate.

Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Si quieres saber más, pulsa MÁS INFO.

Más info Acepto