Su navegador no tiene habilitado javascript. Algunas funcionalidades de la página no estarán disponibles.
Yolanda Díaz presenta el Manifiesto de la Economía Social en Santiago de Compostela en el marco de la capitalidad española de economía social 2022.
06 06 2022
0 Comentarios
Hoy se ha celebrado en Santiago de Compostela, capital española de la economía social, el acto de presentación del manifiesto de la Economía Social con ocasión del 10 aniversario de la Ley 5/2011. El presidente de CEPES intervino junto con la Vicepresidenta segunda y ministra de trabajo y economía social y el presidente de Foresgal.

       Durante el acto se celebró una mesa de diálogo abierto en la que participaron la directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y RSE del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Maravillas Espín; el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño; la secretaria general de apoyo al Empleo, Trabajo Autónomo y Economía Social de la Xunta de Galicia, Covadonga Toca; y el presiente por el Foro de la Economía Social Gallega (FOROESGAL), Celso Gándara

       La inauguración corrió a cargo del alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, y de la consejera de la Promoción de Empleo e Igualdad de la Xunta de Galicia, Maria Jesús Lorenzana, quienes aportaron datos sobre el peso de este modelo en la región

       La economía social representa el 7% del PIB regional en Galicia y en torno al 10% del PIB nacional

       España es el único país europeo que cuenta con un Plan Estratégico Nacional de Economía Social, un PERTE específico para el sector y un Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social cofinanciado por el FSE (POISES)

       El presidente de CEPES insistió en la necesidad de “mejorar la visibilidad de la economía social para que se conozca y reconozca”, para lo que reclamó la participación de este modelo empresarial en el diálogo social

 

Santiago de Compostela, 06 de junio de 2022.- La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, presentó este lunes el Manifiesto de la Economía Social en Santiago de Compostela, en el marco de la capitalidad española de economía social 2022, que ostenta la ciudad gallega recogiendo el testigo de Toledo y Teruel.

 

Este manifiesto conmemora el 10º aniversario de la aprobación de la Ley 5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social, “una obra colectiva, con una singularidad, y es que cada uno de los principios que definen la economía social fueron redactados por distintas entidades de economía social, en base a su experiencia, demostrando pueden y deben ir de la mano”, explicó la vicepresidenta. Esta ley fue pionera en Europa y en el mundo y sirvió de ejemplo para otros países europeos que aprobaron a posteriori sus propias leyes y para desarrollar estrategias regionales.

 

Díaz subrayó que España está a la vanguardia de la economía social a nivel internacional y recordó la riqueza normativa que posee nuestro país para regular ese modelo empresarial, con la Ley de Economía Social, la Ley de Empresas de Inserción y la Ley de Cooperativas, las cuales el Ejecutivo ya ha mencionado en distintas ocasiones que va a modificar y modernizar.

 

La vicepresidenta abordó los dos retos que, según sus palabras, afronta este modelo empresarial: “procurar su internacionalización e incorporar la digitalización en todos los procesos” y aseguró que desde el Ministerio continuarán trabajando para mejorar la competitividad de las empresas de economía social y el mantenimiento del empleo.

 

Además, destacó que “la cooperación está en el ADN de este modelo, un modelo participativo, democrático, horizontal e igualitario” y que Santiago toma este testigo “con un espíritu que va a impregnar nuestra respuesta a los desafíos económicos y sociales”.

 

Durante el acto, en el que se señaló que el modelo empresarial de economía social representa el 7% del PIB regional en Galicia, también intervino el presidente de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), Juan Antonio Pedreño, en concreto dentro de una mesa de diálogo abierto, en la que subrayó que “el sector tiene el reto fundamental de crecer para cambiar de escala, para influir en las políticas públicas, para evitar discriminaciones legislativas y para trabajar en el emprendimiento juvenil” e insistió en la necesidad de “mejorar la visibilidad de la economía social para que se conozca y reconozca”, para lo que reclamó la participación de este modelo empresarial en el diálogo social.

 

Asimismo, apuntó que “todo esto lo queremos hacer desde un modelo de empresa diferente, sostenible, que quiere ser líder en la transformación digital y verde, para lo que contamos con el apoyo del Ministerio de Trabajo y Economía Social, que nos da visibilidad” y recordó que España es el único país europeo que cuenta con un Plan Estratégico Nacional de Economía Social, un PERTE específico para el sector y un Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social cofinanciado por el FSE (POISES).

 

El PERTE de Economía Social y de los Cuidados fue aprobado el pasado 31 de mayo en Consejo de Ministros, con una inversión de 808 millones de euros entre 2022 y 2026 y con la participación de 13 ministerios.

 

La directora general de Trabajo Autónomo, Economía Social y RSE del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Maravillas Espín, también incidió en que uno de los retos para la economía social es la visibilización de su potencial “para mejorar al conjunto de la sociedad”.

 

Asimismo, subrayó el trabajo que desde el Ministerio se está realizando a través de la presencia en foros internacionales; impulsando la imagen y presencia de la economía social; así como en distintos actos a nivel nacional; facilitando el acceso a recursos por parte de la economía social, como por ejemplo con el PERTE; así como con el segundo Plan Estratégico de la Economía Social, en el que el Ministerio está trabajando.

 

EL PESO DE LA ECONOMÍA SOCIAL EN GALICIA

 

La inauguración del acto corrió a cargo del alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, y de la consejera de la Promoción de Empleo e Igualdad de la Xunta de Galicia, Maria Jesús Lorenzana.

 

Durante su intervención, el alcalde destacó que la economía social tiene un peso específico y relevante en Galicia con respecto a España y señaló la “calidad” y “competitividad” de sus empresas. Asimismo, declaró que la capitalidad española de economía social “es una apuesta para potenciar las iniciativas emprendedoras y potenciar las empresas de economía social”.

 

Por su parte, Lorenzana señaló que el manifiesto presentado “sienta las bases para consolidar este modelo empresarial”. “Es un modelo de tradición, éxito y al mismo tiempo, innovador”, declaró. También destacó que es un modelo “especialmente comprometido con el territorio y, por tanto, garantía de futuro. Apuesta por fijar territorio en zonas rurales, genera empleo estable, es resistente a las crisis y, además, inclusivo. Actúa contra las desigualdades porque favorece el reparto de los recursos y de la riqueza”.

 

Además, recordó que el presupuesto 2019-2021 con el que la región ha contado para la economía social ha sido de casi 90 millones de euros y que el impacto de la economía social en Galicia ha sido de 851,2 millones de euros.

 

“Es necesario que partamos de esa necesidad de innovar, que sepamos aprovechar las posibilidades que ofrece la economía social en relación a otros modelos empresariales y más tras la crisis de la que venimos”, afirmó y que desde la Xunta ya están trabajando con aceleradores de emprendimiento de economía social.

 

La mesa de diálogo abierto que se desarrolló durante el acto también contó con representatividad gallega a través de las intervenciones de la secretaria general de apoyo al Empleo, Trabajo Autónomo y Economía Social de la Xunta de Galicia, Covadonga Toca; y del presiente por el Foro de la Economía Social Gallega (FOROESGAL), Celso Gándara.

 

Toca destacó la apuesta de la Xunta por la innovación para la creación de empleo y habló del apoyo de la aceleración de proyectos que contribuyen a la creación y consolidación de este tipo de empresas.

 

Por su parte, Gándara señaló tres retos de este modelo empresarial: crecimiento, innovación social y una perspectiva de género. Así, insistió en la necesidad de hacer crecer el peso de la economía social en el PIB, tanto regional como estatal, para lo que afirmó, ayudarán tanto el PERTE aprobado por el Gobierno como la estrategia gallega de economía social.

 

También destacó la intersectorialidad de este modelo empresarial como “una de las claves para hacer crecer la economía social”, y recordó la variedad de sectores que engloba el modelo: agricultura, ganadería, cultura, medioambiente, comunidades energéticas, etc. Por último, abogó por una gestión efectiva para hacerlo realidad y la colaboración público-privada.

 

HOMENAJE A DOS FIGURAS DE LA ECONOMÍA SOCIAL GALLEGA

 

Durante el acto se rindió homenaje a dos figuras de relevancia para la economía social gallega: el presidente de la Asociación Gallega de Cooperativas Agroalimentarias (AGACA) durante el periodo 2013-2021, José Montes y exvicepresidente de CEPES

 y el presidente de Asociación Empresarial Gallega de Centros Especiales de Empleo sin Ánimo de Lucro (CEGASAL), José Antonio Vázquez.

 

Montes subrayó la importancia de seguir avanzando en cooperación e hizo referencia al documento ‘Las empresas y entidades de la Economía Social como aliados frente al reto demográfico y la España vaciada’, el cual presentó CEPES al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a principios de este año y que que contiene más de 140 medidas para hacer frente al reto demográfico “de las cuales 70 de ellas tienen mucho que ver con economía social”.

 

Vázquez destacó la capacidad de la economía social para generar “empleo, estabilidad y dignidad” y resaltó el papel de las mujeres en este modelo empresarial.